Linde MH apuesta por la versatilidad con una nueva gama de apiladores peatonales compactos.

Linde MH apuesta por la versatilidad con una nueva gama de apiladores peatonales compactos.

Linde Material Handling eleva su apuesta por la adaptabilidad y flexibilización de la intralogística tras anunciar el lanzamiento de la gama de apiladores de palets Linde L10 – L16 B. Con capacidades de carga de 1,0 a 1,6 toneladas, además de alturas de elevación de hasta 5,47 metros, los nuevos modelos han sido diseñados para una variedad de tareas de manipulación, tanto en almacenes como en entornos de producción. 

Estos probados todoterrenos cubren una amplia gama de aplicaciones: apilan y mueven palets en áreas de preparación y en buffers de expedición, transportan materiales a las líneas de producción, almacenan y recuperan mercancías y ayudan con el reabastecimiento en supermercados. Además, también pueden usarse como bancos de trabajo. «Rara vez hay otro grupo de productos en el segmento de equipos de almacén tan versátil como los apiladores de palets eléctricos manuales», explica Marc Castro, Senior Strategy and Portfolio Manager Warehouse Trucks en Linde HM.

Cualquiera que sea la aplicación, la maniobrabilidad de los vehículos es crítica porque el espacio casi siempre es un problema, ya sea en áreas de maniobras, en pasillos estrechos o en la línea de montaje. «Cada centímetro de reducción en la longitud del apilador ayuda al conductor a llevar la carga a su destino de manera más rápida y segura», puntualiza Castro.

Por esta razón, se prestó especial atención a las dimensiones de la serie de apiladores de palets eléctricos de Linde. «Son de los modelos más compactos de todo el entorno competitivo», enfatiza el experto en productos. 

La versión más corta del Linde L10 B, equipada con una batería de iones de litio integrada y un mástil simplex, mide solo 568 milímetros desde el chasis hasta el carro de las horquillas (dimensión l2), con un radio de giro de 1.420 milímetros. La serie de modelos también está disponible con una bandeja de batería y baterías de plomo-ácido con capacidades nominales de 200Ah y 250Ah, así como baterías de iones de litio con capacidades de 3kWh a 6kWh. Además de una variedad de cargadores diferentes, los vehículos pueden estar equipados opcionalmente con un cargador integrado, lo que permite la carga intermedia en cualquier toma de corriente.

Pero eso no es todo. «Los nuevos apiladores de palets de Linde están diseñados con el objetivo general de ser un equipo para todos los requisitos concebibles», subraya Castro. Para lograr esto, se disponen de cinco tipos diferentes de mástiles para adaptar los vehículos a las condiciones particulares de cada cliente. Además, hay una amplia gama de opciones de equipamiento para garantizar que los consultores de ventas puedan configurar los camiones para cada aplicación. 

En este sentido, la elevación inicial proporciona más distancia al suelo al superar superficies irregulares y conducir sobre rampas, mientras que la función de doble piso, por ejemplo, permite el transporte simultáneo de dos palets en distancias más largas. Los apiladores de horquillas abiertas Linde L10 – L12 AS, con capacidad de carga de 1,0 y 1,2 toneladas, están disponibles para manejar palets con bases cerradas o soportes de carga especiales.

Así mismo, dos elementos clave son esenciales para lograr la productividad: el máximo confort operativo y el equipo de seguridad a medida que protege al operador, la carga y la infraestructura del almacén. El cabezal del timón asimétrico, típico de Linde, demuestra su valor en este sentido, manteniendo automáticamente al operador dentro del contorno de la carretilla. Además, el largo brazo del timón garantiza que el operador se encuentre a una distancia segura cuando esta está en movimiento, desplazándose a velocidades de hasta 6 km/h. La baja altura del chasis también aumenta la seguridad al evitar que los pies del operador queden atrapados bajo el bajo faldón de acero. El parachoques activo para los pies es una nueva opción de equipamiento: detecta el contacto y frena automáticamente la carretilla en respuesta. Otra variante aleja activamente la carretilla del operador en caso de contacto. 

El sistema Linde Load Management está disponible en dos versiones. En la variante estándar, el sistema determina el peso de la carga en las horquillas. La versión avanzada supervisa además la capacidad de carga restante en tiempo real y alerta al operador de condiciones críticas mediante avisos visuales y acústicos. Si el peso de la carga supera la capacidad de carga máxima, el sistema bloquea la función de elevación, impidiendo que se siga elevando. La velocidad de desplazamiento y la aceleración también se controlan en función de la altura de elevación, el peso de la carga y el ángulo de giro. Otra característica importante es la conexión en red con transmisión de datos bidireccional, que permite realizar actualizaciones de software y diagnósticos remotos “over the air”, aumentando el tiempo de actividad del equipo.